jueves, diciembre 25, 2008

Año nuevo...vida...?


Tanto correr por los días y las calles para, en un momento insoslayable, tener conciencia de que sólo se está huyendo; huyendo de los recuerdos, de la memoria, de la nostalgia, de la soledad, de uno mismo.

Armarse de un discurso grandilocuente, estudiado hasta en sus más mínimas expresiones, construido en noches de insomnio y recitado a solas frente a un espejo, para desenfundarlo a quemarropa y, con él, extender una estela de "mujer independiente y con sus preguntas resueltas" es, sin duda, el brazo armado de esta huida ciega y desbocada.

Pero siempre hay una callejuela sin salida, un minuto que tiene fin, sin que comience otro a reemplazarlo; ése es el minuto de la conciencia.

Detenerse es un acto suicida, pero inevitable. Hay que tomar aliento, lamerse las heridas, repasar mentalmente el mentado discurso, calzarse nuevos mecanismos de defensa para la siguiente maratón.

A lo lejos se vislumbra la meta, que nunca es tal porque no es más que un espejismo, ya que lo que verdaderamente está frente a nuestros ojos es, más bien, una partida que nunca cesa.

Suena agotador y, ¡¡¡ qué duda cabe !!!... VIVIR ES AGOTADOR.

2 comentarios:

gonzalo dijo...

te levantas en medio del verano.

Víctor Hugo dijo...

mmmm
la vida es bella

un abrazo y te deseo lo mejor para el 2009....

un gran abrazo amiga