domingo, diciembre 30, 2007


Amores y barcos

transitan tenuemente

arrastran marejadas

suspiros

respiros

oleajes.

Los amores encallan

en el olvido;

los barcos

asesinan olas y fronteras

hasta quedar a la orilla

del mundo.

El amor se bifurca;

la esquina se rompe

en un llanto

hasta desaparecer en el horizonte.

Amores y barcos

conducen a nada

giran

circulan

vuelven

aunque nunca llegan para quedarse.

martes, diciembre 25, 2007

Lo vi atravesar el cielo frente a mis ojos...dibujó un arco dorado y brillante justo enfrente de mi vista y desaparecer, no sin antes dejar una estela de su risa cantarina entre las nubes.
Jamás olvidaré aquella imagen...me dejó muda durante varios segundos, extasiada.

Por un instante, creo que lamenté haber estado sola porque nadie me creería cuando lo contara, pero luego disfruté que ese momento haya sido sólo para mí.

Estaba parada en el balcón del departamento de la Villa Portales; un 6º piso que abarcaba gran parte de ese poniente ya sumido en la plena oscuridad. Tenía puestos mi tradicional vestido rojo, zapatos negros y brusa blanca.

También llevaba puestos, tal vez, unos 5 o 6 años de vida.

Anoche lo recordé todo tan nítidamente como si sólo un año atrás lo hubiese vivido. Anoche, justo a las 12, cuando me paré frente a mi ventana, de ahora 42 años.

miércoles, diciembre 19, 2007

Fin de año...balances varios...


¡Qué mala costumbre ésta de hacer balances!

¿Por qué no mejor nos dedicamos (embrutecemos) con compras, simular el espíritu navideño, perdernos en el gentío, pavonear con nuestras bolsas llenitas de deudas, sentarnos en las faldas de un vejete cagado de calor, atiborrar los malls y abrir y abrir regalitos?


¿Por qué, Dios mío, no damos abrazos hasta perder la compostura, le aplicamos tortura al hígado, gastamos hasta lo que no tenemos en vernos "pichi caluga" a las 00:00 hrs, vemos un par de luces en el cielo a punta de codazos y garabatos varios y nos dejamos de andar mirando hacia atrás: "ay, que esto no lo hice, que ya no tengo edad para lo otro, que se me va el tren con acoplado, que todo tiempo pasado fue mejor" y todas esas elucubraciones sinsentido?


Hay que cambiarle la cara a este fin de año; decretar la insurrección de las costumbres: que cada uno haga lo que se le venga en gana y si, por ahí, todavía queda un mártir de los balances, pues que lo haga, pero calladito y sin andar luego con semblante lastimero, ni arrastrando el alma o pidiendo consuelo...cada cual con lo suyo, o no?


Ahhh, recién me acordé de que hay un par de cosas que hice durante el 2007 que debo evaluar...no sea que me quede incompleto mi cuestionamiento existencial.


Hasta prontito...

sábado, diciembre 08, 2007


Un brebaje de tiempo me ha raptado de estos nuevos minutos de 42 años y me ha llevado hasta ti, y tu recuerdo, y tu figura, y tu cicatriz inconmensurablemente tierna...Las imágenes se me vinieron a las yemas de los dedos y, desde allí, inundaron la pieza, la tarde, el alma.

¿Cómo poder sobornar a la distancia para que te traiga hasta mí aunque sea por sólo un atisbo de instante?

Sé que estás allí, a la vuelta de mi retina, al amparo de mi corazón, leyendo estas líneas anhelantes...sé que miras lo que escribo porque el destino no puede ser tan insensible como para haberte alejado tanto.

Habitas el despeñadero de mis sueños, mis febriles ensoñaciones, el lado amable y luminoso de mi existencia, mi amor más puro y no contaminado...sobrevives en mi reducto de ingenuidad, en el borde de mi paciencia por encontrarte algún día, en mi fantasía...

Te quiero aún.

viernes, diciembre 07, 2007

domingo, diciembre 02, 2007


Estoy hecha de recuerdos...una fecha, un aroma, un nombre, una cicatriz, un color, un lugar...todo, todo me remite a un instante que junto a otro han armado estos años y que, ahora, comienzan a hacer su desfile frente a mis ojos para que los repase, los reviva y los resguarde del olvido y el tiempo.

Tal vez por eso tropiezo tan a menudo, porque mis ojos están vueltos hacia el pasado. Pero nunca ha sido un problema para mí, ya que el calorcito del tiempo ido me ha acogido, me ha enseñado pasos a seguir y, lo más importante, ha hecho eternos algunos rostros que necesito y disfruto teniendo cerca, aunque sea a la distancia.

Hoy celebro a la memoria, al tiempo y al pasado; hoy celebro a los que he amado y a los que me han querido.