domingo, febrero 01, 2009

Pasaporte a una eternidad fugaz...


Era una diosa atrapada en un cuerpo hostil
extraño y ajeno
para su causa de fémina transhumante.
Coreaba la esquina regalando pasaporte a una eternidad fugaz
a quien quisiera hundirse en elíxires ambiguos.

La noche le adornaba de estrellas su etílica danza.

Hasta que un par de canes rapados
hijos de un hortelano infame
le cayeron encima con sus tentáculos de moralina descerebrada.

Luego de su zarpazo cobarde huyeron
dejándola sin danza, sin canto
sin sangre
como una diosa caída
con su ala más rota.

Nunca más volvió a esa esquina.

Tal vez hoy yace en una cama de hospital
pregúntandose a quién hirió tanto su canto alocado
su alma petrificada en una humanidad que le era violenta
cuando ella sólo quería regalar pasaportes a una eternidad fugaz.

2 comentarios:

deskarte dijo...

hola,
esta bueno tu poema, es la simple imagen de unos rapados golpeando a una prostituta(eso creo),
pero escrito de una forma tan poetica ke me atraparon olvidandome dela esecena,
y mostrandome a personajes ke describiste genial,
y al final esa como reflexion,
ke me trajo de vuelta a pensar tambien,
ke daño a echo ella
al entregar pasaportes a eternidades fugases...

saludos.hasta pronto.DRDpre.
este es mi blog por si te interesa leer algo diferente...
http://tudeskarte.blogspot.com/

pd:m gustaria seguir este blog pero no caxe como...

La Hormiga dijo...

Tengo la misma interpretación del poema que Deskarte. Felicitaciones. Para barear, me gustó. Cariños.