sábado, febrero 06, 2010

Cambio

¡¡¡ Qué difícil son los cambios !!!

La piel va cayendo por el ruedo del alma.
Las escamas del pasado pesan al desprenderse y arrastran con ellas algo de carne viva.
La mente se expande tratando de no olvidar cuáles son los pasos siguientes.
El agotamiento invade los rincones más ocultos y, junto a la ansiedad, salen a recorrer los valles desiertos de ideas.
El sueño no llega y el insomnio se toma las horas con una lluvia de mosaicos fantasmales.
Este debe ser el camino que debe hacerse antes de comenzar a disfrutar de lo nuevo. De seguro son las horas previas al parto de uno mismo.
Ya llegarán los momentos de la tan ansiada quietud, de la calma, el silencio y el bienestar.
Ya llegarán.

3 comentarios:

Víctor Hugo dijo...

Ya llegarán... ya llegarán sin duda...
después del luto por lo que se deja.. vendrán los nuevos amaneceres y atardeceres en otros lugares que veremos desde nuestro mismo ser de siempre... o con algunas mutaciones provocadas por esa memoria de recuerdos que no serán ya más recuerdos...

gonzalo dijo...

vienen por nosotros, con los brazos abiertos y la cara inundada de alegría.

gonzalo dijo...

que linda eres cuando despliegas tus alas.