domingo, febrero 24, 2008

Estallido

disociada
desmembrada
desunida
mi humanidad yace desperdigada por una emoción negra
un llanto contenido
apretado a los nervios
coyuntado

la placidez del día me violenta
pasa a mi lado mofándose de mi angustia
hiriendo mi lacerada mirada
asustada
agazapada
el miedo me despertó con un susurro maldito
el ansia se hizo su cómplice
y el silencio su encubridor
el tridente está horadando mi estómago ahora
abriendo sendas en mi mente atronada de pensamientos
infames
fatuos
tiránicos

me dejo llevar como el sauce desliza la lluvia
flexible
dócil
resignada

me dejo llevar hasta la demencia

1 comentario:

gonzalo dijo...

me desborda y me preocupa.