lunes, marzo 17, 2008















Arráncame la piel con ese abrazo
que me adeudas desde el tiempo.

Congélame la savia expectante
que no ha cuajado con el olvido.

Hazme gemir tu nombre
ya no como un lamento.

Siémbrame el alma toda
con el fruto de tu boca.

Y despiértame muy suave
cuando de ti sólo quede el aura.

Arráncame
Congélame
Hazme gemir
Siémbrame
Y despiértame.

3 comentarios:

gonzalo dijo...

sembrar en ti, que eres el mar, el viento un rayo de alegría sobre nuestra tierra.

Víctor Hugo dijo...

guau! ardiente .. intenso... urgente ...erótico ... femenino

ta weno!

saludosssssssssssssss

george dijo...

Querida,
oigo bien tu llamada,
quiero cumplir tus deseos,
no te he olvidado,
mi corazón lata por ti,
mis pensamientos te escriben cartas,
mi alma está contigo,
mi cuerpo se siente muy solo,
no te despierto,
te dejo con tu sueño...

un abrazo Vigilia