miércoles, abril 16, 2008

Homenaje al 6.9


Alguien pensó una vez que un 9 no conduce a nada; es algo así como estar a punto de llegar y fallar en el último minuto, chingarse; un triunfo moral que te deja la sensación de perder en las puertas de la meta; un estado entre la nada y la cosa ninguna porque llegaste hasta el final, pero no acabaste; hiciste el camino, sin llegar a la cima; sudaste, pero te faltó la gota que rebalsa el vaso.

El 9 es una cifra torturadora; un verdugo en la carrera de los competidores empedernidos, que no tienen codificado el trayecto, sino el final; el exitista que no contento con haber llegado quiere la cereza del pastel para que éste parezca dulcemente merecido.



Y si lo llevamos al plano de las calificaciones suena aún peor...un 6.9 es una bofetada al ego de quien cree que sus acciones no son perfectibles, sino perfectas; de aquellos que consideran el margen de error como un accidente sin mayor importancia, imperceptible e inadvertido...



Es injusto el juicio despiadado que se le sigue a esta cifra monumental, sin considerar que el 6.9 es una obra maestra de la arquitectura matemática...milimétricamente bien puesta y, por sobre todo, legítimamente merecida.



Yo reivindico el derecho de llegar sin alcanzar...no se puede tener todo en la vida, o no?




4 comentarios:

Salar dijo...

Attention! See Please Here

Hiirondelle dijo...

Toda calificación que termine en 9 es horrible para una persona de culauqier curso.
Es como decir:

Estudiaste, pero no lo suficiente.
Te desconcentras fácil, un segundo más y tenías el 4.0-5.0-6.0-7.0.
Sabes que eres capaz de más... Entonces?

Y es más horrible cuando uno tiene por desafío en la vida sacarle un 7.0 a uno de esos profesores que se rehúsan a ponerlos.
Por suerte ya le gané la batalla a Restovic más de un par de veces.

Siempre he dicho, es mejor un 5.8 que un 5.9


Saludos!!

Anónimo dijo...

El seis nueve es pasado, asumido..
entre tanta integral y ajustes milimétricos es sinonimo de perfección te doy la razón... hoy mi meta es otra, volveré luchar de nuevo por el siete, y tu mejor que nadie sabe por que

Anónimo dijo...

ufffffff parece que ahi hay onda... porque será?