jueves, mayo 22, 2008


Un día de estos cogeré la lluvia en un bolsillo
y en el otro el sol
andaré por el borde de una cornisa
en el mismo puente que definió tu muerte
le sonreiré al abismo
y mirando hacia el poniente
dejaré caer mis manos
proferiré tu nombre en futuro
y una oración resbalará por mi frente
en ese mismo instante
un aire tibio sacudirá tus ojos
y traerá mi imagen a tu retina
te llenarás de asombro en un segundo
hasta que descubras que me he ido
pensando en ti.

2 comentarios:

Jiramonocangufante dijo...

Qué lindo lo que has escrito...es terrible, pero hermoso, sentido. Llega a doler.
Sabes?...quiero que pases por mi blog, tengo algo que te pertenece. Es para ti, con mucho afecto.
Ximena

Víctor Hugo dijo...

uy! ... la lluvia trae ciertos sentimientos que te surgen de la melancolía... ..
duro pero bonito poema

saludos!