sábado, mayo 13, 2006

En el espacio de nunca jamás


Nunca me había perdido de esta manera...
encapsulada en el espacio intangible me hallaba aullando sin ser escuchada, deletreando y paladeando sonidos que me son cercanos y con los cuales me busco en la niebla...
pero esta vez, nada me hacía encontrarme...
con el sino de extinguirme en la pesadilla del anonimato, apreté botones, estrujé ayudas y nada...
seguía allí, excluida en una torre de silencio y distancia, alejada en una aureola de cristal que opacaba mis socorros...
incluso ahora, en este momento, no estoy segura de haberme encontrado...
solo lo sabré cuando pulse el botón rojo que me devuelva al maremagnum de ondas sonoras o me suma, definitivamente en la nada...
me siento como un enterrado vivo, un resucitado de la catalepsia verbal que aún sangra de las uñas de tanto arañar teclas de tinta invisible...
Ahora veré si esto es cierto o nuevamente es un vano intento por revivir...

1 comentario:

Luis Seguel dijo...

Me siento como enterrado vivo" ¿habrá algo más angustiante? no quisiera estar en tu pellejo amiga, aunque, como humano demasiado común, te acompaño en tu agonía.