viernes, junio 08, 2007

jabonosas miradas
mariposas astilladas como en un sueño caótico
un paso sin una estela,
sin raíz,
sin pasado;
una identidad que se deja caer
entrecortada
suplicante
con un colgajo de días
y estrías en la frente

manos paralizadas
en la onírisis de un día azul y claro
una cercanía que enturbia
un beso que desperfila
....un viernes para vivir y sepultar.

4 comentarios:

Alejandra dijo...

Escribo antes que tu pléyade... ¿Onírisis es de sueños?
Un beso... cuidate

gonzalo dijo...

en cambio, amo los viernes.
están llenos de amistad y de magia.

Paty dijo...

Hola, tanto tiempo sin visitarte.
Lindo tu poema, veo que desde la tristeza aflora tu inspiración. ¡Es una buena forma de echar hacia afuera!
Un abrazo

Paty

Alejandro Hirmas dijo...

hay días en que cosas pasan... no necesariamente quieran ser recordadas...
me gusto la ultima linea.