sábado, marzo 31, 2007


Estoy al alcance de tu mano
mientras me ronronean mariposas en el suelo.


Quiero asirte con el fulgor de mis dedos
y enmarañar las madrugadas en tu cuerpo.


Me despierta el eco de tu silencio lejano
cabalgando entre sábanas tu recuerdo.


Me hago carne virginal en tu espera
retrocedo hasta el latido primigenio.


Me deshago de la mortaja que han tejido
tus horas de ausencia alrededor mío.


No sufro por los desprecios del encuentro
que bifurcan nuestras calles y recodos.


Pues sigo yendo vendada a tu orilla
aunque ésta me devuelva sólo vacío.


Mi condena es buscarte incansable
con el alma adherida a tus pisadas.

5 comentarios:

DonGalleto dijo...

Muy bonito el post de hoy
Buen inicio de semana

luis dijo...

Hermos@.

tierragramas dijo...

wow

qué mujeraza al escribir palabras tan cargadas de... ah, no sé de qué., pero de algo tremendo

Maestra eres tú.

y gracias por incentivar mi escritura con tus entusiastas post. Prometo seguir avanzando.

:)

FAUSTO dijo...

creo que alguien esta enamorada...

salugos vigilia.

gonzalo dijo...

gracias por tu regalo, lo he valorado y guardado en mi alma.