miércoles, diciembre 19, 2007

Fin de año...balances varios...


¡Qué mala costumbre ésta de hacer balances!

¿Por qué no mejor nos dedicamos (embrutecemos) con compras, simular el espíritu navideño, perdernos en el gentío, pavonear con nuestras bolsas llenitas de deudas, sentarnos en las faldas de un vejete cagado de calor, atiborrar los malls y abrir y abrir regalitos?


¿Por qué, Dios mío, no damos abrazos hasta perder la compostura, le aplicamos tortura al hígado, gastamos hasta lo que no tenemos en vernos "pichi caluga" a las 00:00 hrs, vemos un par de luces en el cielo a punta de codazos y garabatos varios y nos dejamos de andar mirando hacia atrás: "ay, que esto no lo hice, que ya no tengo edad para lo otro, que se me va el tren con acoplado, que todo tiempo pasado fue mejor" y todas esas elucubraciones sinsentido?


Hay que cambiarle la cara a este fin de año; decretar la insurrección de las costumbres: que cada uno haga lo que se le venga en gana y si, por ahí, todavía queda un mártir de los balances, pues que lo haga, pero calladito y sin andar luego con semblante lastimero, ni arrastrando el alma o pidiendo consuelo...cada cual con lo suyo, o no?


Ahhh, recién me acordé de que hay un par de cosas que hice durante el 2007 que debo evaluar...no sea que me quede incompleto mi cuestionamiento existencial.


Hasta prontito...

5 comentarios:

Alejandra dijo...

Ya hice mis compras... Esta insurrección sin balancear es por cariño y porfía... ¿? ¿Una cervecita?

Hirondelle dijo...

porque es lindo ver que la gente sienta que uno se acuerda de ellas por comprarle un chicle en navidad, llamarlos para darles las gracias por el espléndido año, y pedir disculpas por cada grito que pudo dañarlos.
Es lindo ver a los niños que de verdad creen en el viejito cagado de calor del alto las condes y sueñan con verlo pasar con sus renos frente a la luna.
Y porque es lindo complacer a mi mamá cocinando lentejas, dando vueltas con maletas, quemando cojines de mala suerte, ir a misa y rezar antes de comer con la loza fina de mi abuela.
Eso sí, nunca gastar de más para vestir. Vivan las pilchas viejas y gastadas que me visten desde el 2005.

Besos!

gonzalo dijo...

tambi'enlas magas hacen su balance.

besitos amiga.

Víctor Hugo dijo...

mmmmm .... así es el fin de año ... todo se junta...
yo por mi parte no compré regalos este año.... me harté del consumismo-endeudismo ...

Parace que los chilenos nos hemos convertido en consumistas-lenilistas jijiji

Bueno .. voy a tomar tu recomndación y le voy a dar duro al hígado para el año nuevo....
AZÚUUUUUUCAR!!!!

un abrazo!

Víctor Hugo dijo...

perdón ... quise decir consumistas-leninistas .... jejejeje