domingo, junio 15, 2008

EN EL DÍA DEL PADRE...PARA LA MEJOR MADRE...

Es el día del Padre, es cierto, pero desde hace muchos años que este día no significa mucho para mí…salvo una fecha que, si no es por la publicidad, no la tendría contemplada porque no tiene espacio en mi memoria.
Al pensar en el padre, caigo en la cuenta que he tenido el mejor: TÚ.
El oficio del padre es apoyar, estar ahí en los momentos duros, exigir ser alguien en la vida, dar cariño, comprender (en la medida de lo posible), tolerar, aceptar aquello que no comprendemos y sostener cuando la hija va en bajada.
Bueno, tú has hecho todo eso y mucho más: aperraste hace 42 años y, desde ese día, has estado a mi lado siempre y en todas, incluso aquellas veces que no has entendido o no has estado de acuerdo. Has postergado gran parte de tu vida y de tu bienestar por mí y eso se agradece en un día como hoy y a diario también.
Me has convertido en una mujer adulta, profesional, productiva, conciente y sensible; me has hecho un ser humano de bien.
Tú no eres solo un pilar en mi vida; eres el edificio entero y estoy muy feliz y orgullosa de tener una madre como tú.
Este último tiempo, desde que volvimos a vivir juntas, he valorado cada momento que compartimos. Me gusta llegar a la casa y saber que te voy a encontrar. Me hace bien compartir tu cama, comer más de la cuenta y salir por ahí a derrochar el dinero que tal vez después nos va a faltar, pero que en el minuto del derroche, disfrutamos tanto.
Estoy hecha a tu imagen y semejanza y, ahora, a los 42 años, nada me pone más orgullosa que eso.
Me encanta que vivamos aquí y que, aunque no hablemos de las fibras más profundas, nos tengamos la una a la otra.
Nada de lo que soy lo habría logrado sin tu presencia y tu entrega. Tal vez esto no te lo había dicho antes, pero todos los que me conocen, saben quién eres tú en mi vida.
Te amo, mamá y, en un día como hoy, no necesito a nadie más para comer una cazuela, para ver la cultura entretenida en la tarde, para soportar este invierno de mierda y para irme a dormir temprano porque debo amanecer en la escuela Militar a las 07:30 de mañana.
Feliz día.
Te amo.

3 comentarios:

Luis Seguel Vorpahl dijo...

Que lindo lo que le has escrito a tu madre. Saludos.
¿Escuela Militar?

Víctor Hugo dijo...

bonito homenaje a tu madre Vigilia y la foto está hermosa!
te felicito ;)

gonzalo dijo...

me dan ganas de abrazarte.