domingo, junio 22, 2008

Pero desperté...

Estuve al borde de la ventana ... los pies casi en el vacío ... el viento sacudía mi cara ... veía el suelo a lo lejos ... más allá de mi entendimiento.
Tuve un atisbo de conciencia ... quise aferrarme a la pared ... mis manos resbalaron por el cemento ... quise pedir auxilio ... mi boca no emitía sonidos.

Sentía mi cuerpo balancearse hacia adelante ... la angustia me subía desde el estómago ... quería dejarme ir pero al mismo tiempo sentía pavor.

Creí que todo estaba perdido ... ya no había vuelta atrás.

Un último intento de asirme a la pared ... un grito se desencadenó desde mi éntraña ...

Desperté ...

2 comentarios:

gonzalo dijo...

Esta madrugada me visitaste en sueños. Tuve la oportunidad de abrazrte. Fue rico estar contigo en la no vigilia.

Anónimo dijo...

Espero que siga siendo un sueño...