viernes, febrero 09, 2007

Re-encuentro uterino...


Esta ciudad me encanta:
huele a matriz
a útero calientito que me hizo hembra
a familia adoptada a punta de borrachera y llanto.


Esta ciudad me protege:
me sabe
ronrronea mis oídos con cánticos juveniles
eriza mis vértebras con una Internacional lejana
parapeta mis recuerdos en sepia y los asila.


Esta ciudad me expulsa:
me aborta
empuja mi espalda hacia el presente
no tolera mi nostalgia insana
mi retroceso abísmico y demencial.


Esta ciudad me pare:
salgo de sus entrañas
llena de mucosas de recuerdo y memoria
hecha hembra cuarentona
grito, saliva y musgo.


Esta ciudad me despide:
me hace un guiño al crepúsculo
rasguña mi frente
me agita sus olores al viento
y me deja ir.


Esta ciudad me espera.

5 comentarios:

tierragramas dijo...

Valparaíso hundido para arriba, como diría Nicanor Parra.
Yo soy de COncepción, pero este rincón - que de rincón nada tiene - me enamoró de a poco. Me sedujo.


Como siempre tus letras van de la mano con el calor humano. Sentido.


hey, gran honor el que me haces. Un salud entonces. Por las imágenes que un blog pueda proyectar.


¿mi maestro?

Nunca me puse a pensar en eso...

gonzalovillar dijo...

El Pasaje Gálvez. Buscaré tu aroma allí.

Paulo Sempre dijo...

Nice poema.
Paulo
Portugal

david santos dijo...

Hola!
Muy bello.
Gracias.

gonzalo dijo...

has retornado a Santiago?