viernes, julio 06, 2007


Estaré ausente por unos días. Iré, junto a un grupo de alumnos, a construir casas para familias que no aparecen en los gráficos del desarrollo-país. No puedo negar que la desazón me ronda por los cuatro costados; esa mezcla de angustia, temor y ansiedad que habita lo previo. Pero hay que desprenderse de las pequeñas mezquindades que pueblan nuestro estrecho mundo y salir a mirar la realidad de frente.

Espero que mis ojos logren abarcar la dignidad; ansío que mi risa sea pródiga y mis convicciones se vuelvan cobijo.

1 comentario:

gonzalo dijo...

te envidio mucho por esa aventura.