sábado, junio 24, 2006

Nido...


Nido, nudo, anudo, anido...todo es cobijar y dejarse estar en el calorcillo.
Tengo calambres en los pies fríos y menos sangre que hace unos meses.
Camino en la Luna, flotando en el vergel de la fatiga y una semiconciencia autoimpuesta y mediáticamente recomendable...no quiero que nadie me hable...quiero escoger a mi interpelador.
Va desmadejándose mi memoria...no recuerdo dónde dejé mis llaves...no recuerdo si apreté el timbre en la micro...no recuerdo cuando fue la última noche que dormí como angelito.
Me veo en el espejo y me encuentro blanquita, mis manos están medio translúcidas...me divierto viendo los primeros atisbos de anemia...Gotier, jaja...y justo me llega este modelito romántico cuando dejé hace rato las pistas del idealismo inconducente...paradójico, no?

1 comentario:

Luis Seguel dijo...

Dime más......estas fantasmagoricamente distante, como el aura de un pajaro bajo la lluvia, ¿por qué?