miércoles, junio 07, 2006

Visita al doctor...

Una mujer grande hace lo que debe
una mujer grande asume con estoicismo los resultados
una mujer grande sigue los consejos de los más grandes
una mujer grande no se desestabiliza por lo adverso
(no he crecido)

Amigos míos, ya hice lo que querían
pueden estar en paz con sus conciencias
hicieron la buena acción de este mes
visité al doctor
¿están tranquilos?
me alegro por ustedes, pero
me asalta una duda
¿quién cresta me da tranquilidad a mí ahora?

No será el resultado del examen
por cierto,
ni saber que no traeré descendencia a este mundo de mierda
(aunque no lo quisiera hasta ayer)

ni siquiera me dará tranquilidad la tonta idea de que
se puede optar por quedarse con el vaso medio lleno
en lugar de pensar que está medio vacío
(ese optimismo de feria persa que jamás ha comulgado conmigo)

La voz del galeno me enquistó
una idea que no deseaba saber
y me siento estafada:
he perdido el derecho de escoger qué saber
y qué dejar en el exilio de mi vida

Pero debo buscar lo positivo...o no?
ahí va:
hice lo que debía,
asumí con estoicismo los resultados,
seguí los consejos de los más grandes...
pregunta:
sirven tres de cuatro exigencias?
porque
ME HE DESESTABILIZADO CON LO ADVERSO.

Pido perdón a los decepcionados.

2 comentarios:

dreamparanoid dijo...

ya has parido
a manos llenas!
has brotado en mi un corazón.
de ti nació...
lo pariste, le diste de mamar, hasta le enseñaste a caminar!

sin contar todo lo progénito de lo que te rodea.

hoy yo no me siento muy bien con respecto a los hijos.
seré pronto complice, de algo que no quiero que se sepa.

vamos mi Ale, madura y grande.

Luis Seguel dijo...

Uno se enferma porque está vivo, uno se muere porque está vivo, uno echa chuchadas porque está vivo. A no olvidar eso, Ale, Ale, Ale