domingo, septiembre 17, 2006

Tortura...

Quiero
comerte la sonrisa
y degustar la comisura de tu boca salina;

beberte la hiel
y envenenar mi sangre con tus latidos incólumes;

portarte en mi espalda
como la cicatriz que siempre has sido;

derramar la piel de tus dedos
por mi cuerpo exagüe de tanto recordarte;

quitarte el aliento y los dientes
y colgarlos de mis ansias;

hurgarte mi nombre
que te llevaste adherido a tu pelo desequilibrado;

profanar tu sueño
y armar carpa en tu memoria ancestral;

perderte la piedad
y lamerte la turbiedad de tu mirada trizada;

perpetrar un asalto
y robarme tu endiablada hermosura.

Quiero condenarte al beso retroactivo
que me negaste con tu partida.

3 comentarios:

Piel dijo...

Quiero torturarme en la pendiente de tu riguidez y dejar caer a ella , anzandote gemidos de insistente dolor, ese que me cubre cuando tu te marchas y ahi comienza mi tortura...

Vigilia querida... lo dicho me leo en ti, me veo en tu espejo.

Caricias de fin de semana

Invernal dijo...

que lindo todo lo escrito
esto ya es mágico
un saludo vigilia!

dreamparanoid dijo...

cuántos lectores no desean ser dueños de tus letras, ser la dirección de todos tus gemidos...

me pica la cicatriz...