domingo, noviembre 26, 2006

Descubrimiento...

He descubierto que no he
descubierto nada:

el sol siempre estuvo ahí
la destrucción de planeta la ocasionó el hombre antes que yo la deseara
la fatiga, el hambre y el agotamiento me precedieron
los garabatos fueron dichos primero en la cueva de Altamira
los besos excitaron previo a mis labios
el frío heló las eras antes que a mis pies
el calendario despachó cadáveres antes que mi pleitesía
(el reloj ídem)
el ácido inundó los limones antes que a mi humor

todo fue descubierto y creado previo a mi creación...

¿Qué hago, entonces, con mi Síndrome Mesiánico?

1 comentario:

gonzalo dijo...

Amiga, hemos cumplido tu dulce cometido.

Un abrazo a tu infancia y al recuerdo de tu abuelita. Me emocionó.

Mi abuelita leía el mismo libro y ahora su mente se ha marchado, dejando con nosotros, sólo su cuerpo.