domingo, enero 21, 2007

Acoso...

Jamás podrás decir que me viste
que me tuviste enredada en tu ansia
respirando tu aliento acanalado
gimiendo en tu almohada desusada.

Jamás podrás decir mi nombre
sin que tiemblen los tejados de tu pútrida existencia
se acumule el plomo en tus costillas
y se pudra tu último exhalo.

Jamás oirás de mi otra cosa
que no sea rencor destilado
agua turbia, enojo y brutal ira
es la estela de tu aura insana.

Puntas de flecha corren por tus venas
la hiel te dio existencia humana
el infierno cristalizó tus pasos
eres una mala sombra torturada.

Por qué no borras de tu camino mi cara
por qué te empeñas en seguirme adonde vaya
porqué intentas sobornar mi calendario
por qué aún no me borras de tu mirada.

Caos ocasionas al parpadear mi recuerdo


3 comentarios:

tierragramas dijo...

debe ser por que él no quiere. A veces las cosas son así de sencillas.

Yo podría preguntarme cómo cresta puedes escribir con tanta pasión, pero no lo hago. Simplemente admito la genialidad en tus textos.

Saludos!

Luis Seguel Vorpahl dijo...

¿Donde andas mujer?, en el norte no estas

gonzalo dijo...

te podemos pasar a buscar el sábado para traerte al mar?