sábado, enero 06, 2007


Con la llegada del nuevo año, una hiel de volcán le ata la espalda, como si el sol despuntara tras sus costillas, algo cansadas, algo curvadas...No sabe muy bien qué ha estado pasando con ella. Se siente turbada, con un agotamiento cavernoso y un deseo de dejarse ir por las sábanas, huyendo del ruido, las mañanas y los deberes. Pareciera como si la energía se le hubiese escapado con el último minuto del calendario anterior.

Justo cuando el estruendo que iluminaba el cielo con colores fosforescentes irrumpió sobre su cabeza, ella dejó de emitir alguna señal de cordura y quedó congelada en un segundo, con apenas una copa en la mano y en la boca una palabra que nunca llegó a pronunciar y que ya olvidó.

Como también se le borraron los demás vocablos, los de siempre, y que le daban excusas para poblar una pantalla de emociones y preguntas anhelantes de respuestas...

No deja de parecerle extraño el fenómeno del olvido repentino; tampoco quiere emprender un viaje de recuperación del habla...sólo se ha sentado frente a aquí para ver si tú puedes decirle cómo era antes de ahora.

8 comentarios:

luis dijo...

¿"Eras"?, no. Eres. Eres, la evidencia patente, del poder de una mirada; del azote de una sonrisa (¡si, azote!); de la risa contagiosa; del mechón incorregible (¡bendito sea!); de las palabras exactas y las definiciones precisas (¿lees la mente? o ¿hipnotizas?).
Solo te pido un favor, bella: sigue siendo.

gonzalo dijo...

eres tú en la foto?.

Paty Bravo dijo...

El silencio...a veces la imposibilidad de articular el lenguaje, otras, la necesidad de callar, y quizás solo la soledad...

Un abrazo

Paty

ignaciev dijo...

tengo blog nuevo, el otro lo perdi por extrañas circunstancias...
tranquilas las palbras fluiran

ignaciev dijo...

tengo blog nuevo, el otro lo perdi por extrañas circunstancias...
tranquila
las palbras fluiran

Tierragramas dijo...

cuando uno se pierde, cuando uno no se encuentra, es la instancia para pedirle a alguien que te ayude a buscarte. Que te ayude a encontrar lo que perdiste.


Saludos

como siempre un buen texto.

gonzalo dijo...

me impresiuonó tu cuerpo de maga.

gonzalo dijo...

me impresionó tu cuerpo de maga.