martes, diciembre 05, 2006

Los 41...

me llegan como anillo al cuello
de esos de bronce que ponen verde la piel
me pillan con la guata abultada y las sienes teñidas
pero matriculada en gym y socia vitalicia de Koleston
me atrapan llena de refranes de la abuela
ignorante en la cocina
y ansiosa de las artes amatorias
me descubren plena de discursos y eufemismos de lo que es vivir
pero sin una pizca de rasguño en la moral
o sea sin nada sabroso que contar.

¡La vida es dura!

Un 7 de diciembre, martes aquél, a las 15:10 hrs, un grito vino a sepultar el ruido de lo externo y la tranquilidad de una familia de tradición...fui yo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esos 41 serán la mejor ropa para el año que viene.
Eres la mujer mas sabia que vive en mí, no se si serán los 41, los miles de libros o las miles de vidas ya vividas.
pero al caso da lo mismo, si el tiempo pasa por tí... y te deja un par de tinturas, unas horas gym, es para seguir completando tu gran epitafio.

no sé que ha pasado por mis manos, ya no las reconosco... pero varían tanto como el tiempo,
tengo claro que son las miles de formas para decirte:

Tequiero...

Anónimo dijo...

Cuando yo cumpla 41 te contaré lo que se siente...los cumpleaños yo me los tomo con el humor que significa "tamos cagaos" no hay caso, el tiempo nos atrapa siempre. Besos

ignacio pérez dijo...

Oye!!!! Sólo cumpliste 41 así que no hables como vieja c...
Más bien comienza a bailar:
son 15, son 20, son 30...
40, 50 y 60...
no importa los años que vienen...
es el tiempo el que no se detieeene
Salud!!!!