miércoles, diciembre 13, 2006

Sentir...

Te escribo desde mi cama
desde mi alma
desde mi mirada silenciosa
desde la hora tardía
en que te velo el sueño a la distancia.

Te escribo desde lo prohibido del sentir
desde el abrazo de venas que te doy
desde el gesto imperceptible

que devuelvo cuando me miras.

Te escribo desde la ansiedad
de no querer sacarte de mis manos.

Te escribo para entrar en tu descanso
y cometer un acto de amor.

Te escribo y me refugio en tus recovecos
para desde allí musitarte mi nombre.

Te escribo para exorcizar la locura
de este sentir vedado.

2 comentarios:

ignacio pérez dijo...

no me creerías quien era persona de la que escribí, hasta te caerías de raja
saludos.

tierragramas dijo...

notable

quñe afortunado debe sentirse la persona a quién dedicas esas palabras.

Saludos