domingo, agosto 20, 2006

Oportunidad única...

Por esta vez
sólo por esta vez
le acestaré un golpe a la melancolía
y le regalaré
una sonrisa a la noche
no sea cosa que se acostumbre
y ya luego
no pueda
dejar de reír.

¡Qué reclamo de mandíbula!

Nada pueder ser
más perverso
y
morboso
que estar condenado
a sonreír.

1 comentario:

Luis Seguel dijo...

El Reclamo d el mandíbula está genial, bien, en buena hora y un besazo de...c