martes, agosto 15, 2006

Vorpahl...


He salido caminando hacia ti...
sé que algún día llegaré, aunque tenga que dejar mis huellas en el desierto
y la última gota de sudor quede atrapada en una línea de tren olvidado en la pampa.
Hoy sé que voy en tu búsqueda para refugiarme en tu calorcito tierno y brutal,
para ser presa de tu delirio, de tus fauces, de tus temores y arrebatos.
Apenas llegue, beberemos con Dios hasta emborracharlo y nos cuente el verdadero truco de la creación
o nos haga el milagrito,
qué sé yo.
En cuanto llegue, refundaremos el tiempo a nuestro antojo...
Espérame...
Voy en camino.

3 comentarios:

gonzalo dijo...

en camino, diablos, la pasiñon brota por todos lados.... eso es vivir.

tierragramas dijo...

con esa invitación, es difícil que alguien se resista.

Muy buen texto

:)

Luis Seguel dijo...

Gracias Ale, el silencio es el mejor homenaje a tan sentida y fantastica invitación. Un beso y otro más.