domingo, agosto 27, 2006

Te miro
desde detrás de la sombra
que proyecta tu ausencia;
desde la orilla que atrapa mis pasos
y me envuelve de cautela.

No quiero desvandar
las mariposas del silencio
que exigen las miradas,
ni susurrarte espantos.

Te carcomo la risa
hasta saciar mi ansia
antropófaga
delirante.

Muerdo tu mirada
y me atoro
atrapándote en una fantasía
azul.

4 comentarios:

Luis Seguel dijo...

Wow, wowowowwowowowow!!!!!!!!!!!!!!

gonzalo dijo...

el silencio sule ser amigo de las mariposas.
bonitas imágenes.

Piel dijo...

Te siento a la orilla de lo que no fue
te invoco creyendo en el conjuro de mi voz
te creo cada lejania y cada cirsunstancia
te anhelo y no sé ya pa que...

Un abrazo de Luz, hermana Vigilia

dreamparanoid dijo...

Es tan cierto,
como la inexistencia de lo exclusivo... Nos cuesta tanto vivir un sueño, y alimentarnos de carne reci{en cortada.

amigui...

ja

muchos besos